Alimentacion


El puma caza por las noches, localiza sus presas por medio de la vista, del oído y el olfato, luego se agazapa a la manera de un gato, se acerca cautelosamente y se lanza con gran velocidad dando un zarpazo sobre su víctima antes de que ésta pueda ponerse a salvo. Su forma característica de matar es mordiendo profundamente en la nuca o en el cuello. Las garras las usa solamente para cogerse de la presa mientras da la fatal mordida. Después de muerta la presa, el puma frecuentemente la arrastra hasta un lugar oculto antes de comerla; la gran habilidad que tienen todos los felinos para transportar animales que sobrepasan con mucho su propio peso, trepando cerros por terrenos escabrosos ha sorprendido a numerosos observadores.

Antes de comer a sus víctimas, los pumas los destripan, amontonando todas las vísceras perfectamente a un lado y con frecuencia los entierran cubriéndolas con hojas y ramitas. También algunas veces cubren con ramas y desperdicios los restos del esqueleto sin terminar, probablemente guardándolos para una segunda comida.

Estudios cuantitativos realizados sobre contenidos estomacales de pumas, indican que generalmente su dieta consiste en un 50 a 90% de venados y el resto de ganado, pequeños mamíferos, aves y carroñas.

Los pumas son animales carnívoros, es decir, se alimentan de carne producto de la caza. Habitualmente usa el acecho pero no excluye el aproximarse agazapado y oculto entre la vegetación hasta llegar a un punto en que, gracias a su gran velocidad de salida, tenga la posibilidad de atrapar a la presa.
La alimentación del puma es muy variada. En su dieta ocupan posición muy destacada la liebre, el conejo) y diversos roedores como la vizcacha (, el tun duco , los degúes y los Tuco- Sin embargo también puede cazar mamíferos mayores como el guanaco, vicuñas, pudúes, Tarucas y huemules. Solo en casos extraordinarios de hambruna el puma ataca al ganado doméstico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada